sábado, 31 de diciembre de 2011

Esterilización de fibra de coco para plantas

Algunas veces resulta muy útil plantar los esquejes o las semillas en fibra de coco, lo que permite disponer de un sustrato que retiene el agua fácilmente. La fibra de coco tiene (como todo) sus ventajas e inconvenientes. Como ventaja principal el que sea eso, fibras. Las plantas enraizan fácilmente. El que retenga agua si no se controla puede ser un inconveniente, porque se formarán hongos no deseados y... adiós planta.

Tras la caída de las flores de nuestra orquídea y su posterior poda, el sustrato de fibra de coco es uno de los más recomendados para el cultivo de los tallos de las varas florales.


Esterilización del sustrato
Para ello ponemos una pequeña cantidad en una olla grande y lo mojamos hasta que coja su tamaño real.
Ojo porque veréis que de un trocito pequeño se expande mucho al empaparse.
Luego añadimos agua hasta cubrirlo y lo ponemos a cocer medio tapado, sin que deje de hervir, unos 30 minutos.

Por otro lado buscamos un recipiente en el que colocaremos la fibra de coco. Un "taper" transparente de plástico sirve bien.
Desinfectamos bien el recipiente con alcohol echando una cantidad dentro, tapando y agitando bien un minuto.
Debemos trabajar lo más cerca (o encima) del vapor de la olla al fuego. Recoge la fibra de coco y ve colocándola en el recipiente también sobre el vapor. Escúrrela lo máximo posible.
Cuando tengas el recipiente lleno y siempre cerca del vapor de la olla, tápalo con film transparente de cocina.
Déjalo unos minutos inclinado para que el agua vaya hacia un lado y de nuevo encima del vapor de la olla abre un pequeño agujero para dejar salir el agua. Tapa de nuevo el agujero con más film transparente.
Tras 1 hora aproximadamente puedes introducirlo en el frigorífico para que se enfríe lo más rápido posible (sin estropear tu frigorífico).
Déjalo enfriar uno o dos días y sácalo fuera. Ponlo cerca de la ventana, a la luz. Si en unos 7-10 días la fibra de coco se mantiene igual, es muy posible que tu medio de cultivo sea completamente estéril. ¡Enhorabuena! Por el contrario si se contamina, crecerán posiblemente hongos, parecidos a los que crecen en el pan, que pueden ser de varios colores, verdes, negros, blancos... En ese caso algo ha fallado en el proceso y no sirve. Puedes probar a re-esterilizarla o tírala. Si la re-esterilizas te aconsejo que la hagas por separado, sin mezclar con otra fibra de coco nueva.