miércoles, 18 de enero de 2012

Medio de cultivo para hongos: Agar PDA

En esta entrada veremos cómo preparar un medio de cultivo estándar para cultivar hongos:
el Agar PDA.

El Agar Papa Dextrosa o Agar PDA es un medio sencillo que incluye dextrosa e infusión de patata blanca (Solanum tuberosum).
Es importante resaltar que se han obtenido mejores resultados con la Patata blanca que con otras variedades.
En este medio los hongos crecen y se reproducen muy fácilmente.
Puede añadirse ácido tartárico al 10% o ácido láctico para bajar el pH hasta 3.5 e inhibir el crecimiento bacteriano. También pueden añadirse pequeñas proporciones (50-200 ppm) de antibióticos como cloranfenicol, que resiste bastante bien la esterilización, o eritromicina, penicilina...
En función del hongo cultivado es probable que no sea necesaria la adición de ningún antibiótico, pues los propios hongos suelen disponer de potentes antibióticos e inhibidores del crecimiento bacteriano.

Material Necesario
  • Olla, cazuela
  • 1500 ml  de Agua destilada
  • 200-250g de Patata
  • 13-18 g de Agar
  • 13 - 20g de Dextrosa
Los rangos de agar y dextrosa no son equiparables entre sí. Es decir, usar 13g de agar no implica usar 13 de dextrosa. Se trata de las diferentes variaciones que he observado en la preparación. Según se quiera un medio más duro se usará más agar. La adición de más dextrosa irá en función de la cantidad sembrada o los requerimientos del hongo.

Preparación del Agar PDA
  1. Tomar 500 ml de agua destilada y cocer en ella una patata de 200 g pelada y cortada en trozos.
  2. En otro recipiente disolver el agar en 500 ml de agua destilada al fuego.
  3. Colar la infusión de patata a través de un colador de algodón o un colador chino.
  4. Mezclar ambos líquidos.
  5. Agregar la dextrosa
  6. Homogeneizar
  7. Enrasar a 1000 ml (ya que parte se habrá evaporado y ya no tendremos un litro).
El pH resultante suele ser de 5.6
Lo mejor es verterlo directamente en los botes que utilizaremos para hacer la siembra de los hongos y esterilizarlos.
Importante no cerrar del todo los botes (o explotarán) y taparlos con papel de aluminio para evitar salpicaduras y contaminación.

Se dejan enfriar y se cierran bien los botes hasta su utilización.