lunes, 11 de junio de 2012

Recoger semillas de Phalaenopsis

En un post anterior hablaba de cómo preparar una cámara de cultivo para hongos. Sea para hongos o sea para otra cosa.
No son cámaras estériles 100%, hay que cuidar mucho de que las tapas encajen perfectamente y se trabaje continuamente en una habitación bien limpia, sin corrientes, con alcohol pulverizado y bien limpio con ropa limpia. Si se trabaja bien es posible conseguir condiciones estériles fácilmente. Alguien poco acostumbrado, desordenado, poco metódico, patoso...es mejor que ni lo intente: pide ayuda.

Esta es una cámara muy sencilla y la idea era usarla para abrir el fruto de Phalaenopsis en condiciones estériles. Y digo era porque justo hoy se ha abierto ligeramente, con lo que el fruto ya no es estéril en su interior. Pero bueno.

Apertura de la cápsula de Phalaenopsis. La flecha deja entrever las semillas "peludas". 

Material necesario

  • Una caja de plástico con tapa, tipo almacenaje
  • Unos guantes de fregar
  • 16 tornillos pequeños tipo autoroscante (mejor tipo mariposa), de no más de 2 cm de largo.
  • Silicona
  • Un cuchillo, cuter
  • 4 juntas o arandelas de goma (típicas de cafetera expresso)

Preparación de la cámara estéril

  1. Se coloca una arandela sobre la caja y se marca con un rotulador el lado interno.
  2. Se recorta con mucho cuidado el círculo. Esta es la parte más crítica, por tanto ten mucho cuidado y ve despacio. Extrema la precaución y busca la postura que sea que no te  acerque el cuchillo a la cara. Ten mucho cuidado, es muy fácil cortarse o salirse del círculo. Un cuchillo de sierra te llevará más tiempo pero evitará que un desliz te cortes o se estropee el agujero.
  3. Después, introduce el guante por la arandela de goma, dejando que sobresalga un par de cm extra de guante.
  4. El guante debe quedar dentro de la caja como si tuviéramos las manos dentro con ellos puestos.
  5. Atornilla la goma con el guante, atornillando desde fuera de la caja. En este momento ten cuidado de no hacer un agujero en el guante muy grande. Enrosca un poco y luego desenrosca y sujeta el guante para evitar que al sólo enroscar se introduzca y se rompa. No atornilles del todo, sólo para sujetarlo.
  6. Una vez hecho, coloca la goma en el lado interior, por encima del guante que ha sobrado. Algunos guantes tienen un borde que facilita el trabajo. Desatornilla un tornillo un poco y termina atornillándolo por completo junto a la segunda junta.
  7. Repite el proceso en el otro lado.
  8. Rellena con silicona los pinchos de los tornillos (que han quedado apuntando hacia dentro) y las juntas. La silicona no se pega bien al plástico, pero sirve para corregir. Se deja secar. Se lava bien con agua y jabón y se escurre. Se rellena con medio vaso de agua oxigenada y bien tapada se sacude repartiendo bien. Se deja boca abajo.

Detalle visto desde el interior
Detalle del exterior

Vista desde fuera, terminado
Terminada, rociada de agua oxigenada.

Preparación del material en la cámara

En la cámara debemos introducir todo lo que vayamos a necesitar, ya que evidentemente no podemos abrirla.
  1. La cápsula o fruto de Phalaenopsis
  2. Pinzas
  3. Bisturí
  4. Bote de agua oxigenada comercial
  5. Agua con lejía
  6. Agua estéril (hervida varias veces pero tapada con film)
Ojo con el agua oxigenada. Las yemas de tus dedos posiblemente se queden blancas, que no es otra cosa que abrasadas vivas. Ya sabes lo que pasará si te cae en una mucosa, ojos...Hay quien la usa diluida al 50%....pero eso reduce su potencia desinfectante al 50%.

Antes de meter todo eso en la cámara debemos esterilizarlo. Se envuelve bien en papel de aluminio y se coloca en una olla con agua hirviendo y una rejilla:

Olla con un cazo (bien lleno de agua) para colocar la rejilla
Rejilla colocada sobre el recipiente y material a esterilizar
Vista con todo lo necesario dentro: El pulverizador rosa de agua oxigenada, el bote de café con lejía diluida, el Erlenmeyer con agua estéril, la Placa de Petri con las semillas y el material esterilizado en papel de aluminio.

Elaboración

No tiene mucha ciencia.
El fruto se abre fácilmente si está seco, no hace falta el bisturí apenas.
Una vez abierto si es más fácil rascar con el bisturí los pelillos del interior, es decir, las semillas.
Las semillas son diminutas, invisibles.
Lo destacable de las semillas de Phalaenopsis, como las de muchas otras orquídeas, es que se muestran como una masa de pelillos blancuzcos o amarillentos.

Semillas de Phalaenopsis ssp

Semillas de Phalaenopsis ssp y yemas de dedo de Homo sapiens abrasadas por H2O2. XD